Diagnóstico

La diabetes se diagnostica con varias pruebas de glucosa en la sangre, estas incluyen:

  • Nivel de glucosa en ayunas de 8 a 12 hrs.
  • Nivel de glucosa 2 hrs. después del desayuno.
  • Prueba de tolerancia a la glucosa.
  • Hemoglobina glucosilada.

La diabetes es la “gran simuladora”, ya que en ocasiones produce síntomas parecidos a los de otras enfermedades. Por ello es importante realizar pruebas diagnósticas cuando se presenten algunos de los siguientes padecimientos:

  • Caída del cabello
  • Dolor de cabeza y mareos
  • Disminución de la agudeza auditiva
  • Dolor ocular y visión borrosa
  • Hambre excesiva o falta de apetito
  • Sed excesiva
  • Dolores musculares y de articulaciones
  • Dermatitis
  • Insomnio
  • Depresión
  • Palpitaciones
  • Falta de aire
  • Cansancio
  • Trastornos digestivos, como: distensión abdominal, meteorismo, sentirse satisfecho rápidamente, reflujo, diarrea o estreñimiento
  • Calambres, adormecimiento, comezón o ardor; en diversas partes del cuerpo

Coma balanceado

Tener una dieta balanceada, que corresponda a su tipo de cuerpo, ayudará en el tratamiento contra esta enfermedad.

Deje de fumar

Los fumadores, tienen más riesgo de sufrir complicaciones graves ante la diabetes tipo 2. Si se deja de fumar, es más fácil tratar esta enfermedad.

Ejercítese

El ejercicio, no sólo hará que se vea bien por fuera, también mejorará el funcionamiento del organismo. Cambie el futuro de su salud, con 30 minutos de ejercicio al día.

Viva sin estrés

Cuando se tiene diabetes tipo 2 y se encuentra ante una situación de estrés, el azúcar en la sangre sube. Así es como se dificulta más el control de ella.

No tenemos sucursales

Consultas de lunes a sábado

Haga su cita